skip to Main Content

Todo lo que tienes que saber sobre el tratamiento biológico de los pozos sépticos

En la actualidad, un sistema de pozo séptico se utiliza para tratar las aguas residuales de nuestra vivienda, edificios o en lugares donde no existe un alcantarillado, es decir, zona rurales o, en algunos casos, zonas urbanas. Si cuentas con uno, a continuación, te presentamos todo lo que tienes que saber sobre el tratamiento biológico de pozos sépticos.

¿Qué es un pozo séptico?

Un pozo séptico es un agujero en el terreno donde terminan las aguas residuales de un edificio o vivienda de alguna zona rural. Lleva consigo paredes de bloque y, en algunos casos, de ladrillos con un piso de tierra para poder filtrar las aguas residuales en el mismo terreno.

Asimismo, separa y procesa los residuos, desde los desechos que caen en el tanque hasta los sólidos pesados que se asientan en el fondo, formando una capa de lodo. Una vez dentro, los diversos microorganismos anaeróbicos y facultativos aprovechan la presencia de los sólidos y las aguas residuales para alimentarse.

¿Cómo funciona un pozo séptico?

Por lo general, un pozo séptico se construye a partir de una gran caja de forma rectangular que posee uno o más compartimentos que se encargan de recibir las aguas grises y excrementos. Lo más común es que estos tanques se encuentren enterrados y cubiertos por una capa de concreto.

Su principal objetivo es reciclar las aguas servidas, eliminando los desechos sólidos en un lapso de 1 a 3 días. Estas fosas poseen una concentración altísima de material orgánico y organismos patógenos (los cuales pueden causar diversas enfermedades e infecciones), por lo que es necesario que sean herméticos, duraderos y de estructura muy estable.

Por este motivo, los materiales que se utilizan en su construcción suelen ser el concreto reforzado y el ferro cemento. Sin embargo, es necesario que cuenten con una tapa a través de la cual se puedan realizar tareas de inspección y vaciado. Además, es recomendable que se instale un tubo de ventilación, debido a los gases que emana el tanque.

Te puede interesar: ¿A dónde van las aguas residuales y qué hacen con ellas?

Características sobresalientes de un pozo séptico

  • El tanque séptico recoge las aguas residuales de inodoros, duchas, lavaderos, etc.
  • El lodo se establece en el fondo del tanque con rapidez, debido a la ausencia de corriente.
  • La digestión anaeróbica de las bacterias en el lodo conduce a la generación de metano y dióxido de carbono, por lo que el lodo se estabiliza y no se pudre más.
  • Las partículas de lodo estabilizado permanecen, pero algunas flotan en la cima como escoria.
  • Un tanque séptico debe construirse, de tal forma que haya tiempo máximo de contacto con los microorganismos a fin de agilizar la digestión del lodo. Esto se logra mediante la colocación de la entrada, el desagüe y la salida en diagonal entre sí, lo que hace que los arroyos fluyan en las tuberías colocadas verticalmente.
  • Las aguas residuales tratadas se dirigen a un campo de drenaje o filtración, donde todas las impurezas que aún existen se descomponen naturalmente y el sistema de raíces de las plantas absorbe el agua. Incluso, puede formar parte de las aguas subterráneas.

¿Por qué es importante aplicar tratamiento a los pozos sépticos?

Estos pozos se exponen a diario a diversas clases de desperdicios como residuos de aguas sucias. Sin embargo, el principal problema se encuentra cuando capas de grasa y lodo se acumulan de tal manera que no permite que los procesos de descomposición se efectúen de una manera natural. 

Esto provoca que gran parte del material se arrastre hasta el campo de infiltración hasta producir un colapso total.

Consideraciones importante

En el caso de viviendas, fincas y casas de descanso, se recomienda aplicar la totalidad del galón en una sola dosis. Si el pozo séptico es nuevo o se ha succionado recientemente se debe usar durante 1 o 2 semanas antes de la aplicación del producto para que las bacterias encuentren materia orgánica que degradar y puedan multiplicarse y colonizar el pozo séptico.

El tratamiento con bacterias se realiza de forma preventiva y pocas veces puede corregir problemas de fondo como diseños deficientes, acumulación de lodos, áreas filtrantes dañadas o taponamientos con materiales no biodegradables como plásticos.

Las fosas sépticas deben revisarse para garantizar que sean herméticas y que los niveles de espuma y de lodos se monitoreen para asegurar que la fosa esté funcionando bien. Es importante tener en cuenta que por ningún motivo deben verterse productos no orgánicos, como pañales, compresas, toallitas, entre otros.

Hasta este punto, te hemos explicado qué es y por qué es importante aplicar tratamiento biológico a los pozos sépticos. Si tienes uno y quieres darle mantenimiento, ¡entonces no dudes en recurrir a las soluciones de Bosstech! Esperamos que esta información te haya resultado muy útil.

Bosstech es una empresa dedicada al tratamiento de agua potable, agua residual, lodos y residuos sólidos utilizando tecnología de vanguardia. Si estás interesado en adquirir alguno de nuestros servicios, no dudes en solicitar una cotización.

Back To Top