skip to Main Content

Tratamiento de Aguas Residuales en la Industria Alimentaria

A nivel industrial hay un elevado consumo de agua y a hay un elevado volumen de efluentes de vertido y esto es mas acusado en el sector agroalimentario

Lo clave en el sector industrial es hacer una buena gestión del agua una gestión integral del agua desde acá tocamos 2 aspectos importen tratamiento antes de la depuración y luego las posibilidades que hay que tomar en el proceso de depuración.

Se tiene conocimiento que estas aguas son producidas por el procesamiento de alimento, lavado de equipos y de alimentos.

Procesos

Todo inicia con la recolección de las aguas residuales para luego pasar por diversos procesos todo esto dependiendo del tipo de alimento que la empresa procese.

Tamizado o desbaste: Es necesario para separar los grandes sólidos, que podrían retrasar todo el proceso.

Ecualización

Tratamiento químico: Acá se emplea el uso de coagulantes y floculantes; además en esta etapa también se realiza la agitación lenta lo cual permite crecimiento y conservación de flóculos, y un correcto ajuste del Ph.

Clarificación: Es empleada para la remoción de turbiedad y color en el agua y se realiza mediante la utilización de coagulantes o polielectrolitos.

Tratamiento biológico: También es conocido como tratamiento de biomasa, ideal para grandes volúmenes de agua residual que luego pasaran a la digestión anaeróbica y finalmente si es necesario al tratamiento aerobio.

Tratamiento de lodos: espesamiento y deshidratación de lodos.

A continuación, dejamos las ventajas que se obtiene al platicar de manera correcta los procesos.

  • El agua debidamente tratada se puede emplear en el medio ambiente sin causar daños algunos.
  • Se puede emplear en diversas etapas del procesamiento de alimentos
  • Se puede emplear en el lavado de equipos.
  • Si se cumple con un tratamiento adecuado y regulado puede ser empleado para el consumo humano.
  • Puede reutilizarse para uso agrícola.
  • Puede reutilizarse para uso en ganadería.

En conclusión, cuidemos el agua porque al desperdiciarla no solamente estamos agotando un recurso que no s renovable, sino que además según datos del INE, la inversión anual de las industrias alimentarias en la gestión del ciclo del agua supone aproximadamente el 50% de su inversión medioambiental. De ella, un 40% se destina a sistemas de depuración de final de línea. No obstante, se viene observando un crecimiento progresivo en equipos para el ahorro y reutilización del agua.

Back To Top