skip to Main Content

Tratamiento biológico de aguas residuales

Una empresa industrial que produce desechos como parte de sus procesos necesita algún tipo de tratamiento biológico de aguas residuales para garantizar el cumplimiento de los reglamentos y las precauciones de seguridad. Los mejores equipos para el tratamiento de aguas evitarán que un establecimiento perjudique el medio ambiente y la salud humana.

En los siguientes párrafos, Bosstech te explica en qué consiste el tratamiento biológico de aguas residuales para que te animes a adquirir este útil servicio.

¿En qué consiste?

Un sistema de tratamiento biológico de aguas residuales es una tecnología que utiliza principalmente bacterias, algunos protozoarios y, posiblemente, otros microbios especiales para limpiar el agua. 

Cuando estos microorganismos descomponen los contaminantes orgánicos de los alimentos, se mantienen unidos creando un efecto floculante, permitiendo que la materia orgánica salga de la solución. Esto produce un lodo más fácil de manejar que luego se desagua y deshecha como un residuo sólido. 

Categorías

El tratamiento biológico de aguas residuales, por lo general, se clasifica en tres categorías principales:

  1. Aeróbico: cuando los microorganismos requieren oxígeno para descomponer la materia orgánica a dióxido de carbono y biomasa microbiana.
  2. Anaeróbico: cuando los microorganismos no requieren oxígeno para descomponer la materia orgánica, a menudo formando metano, dióxido de carbono y excedentes de biomasa.
  3. Anóxico: cuando los microorganismos utilizan moléculas distintas al oxígeno para su crecimiento y para la eliminación del sulfato, nitrato, nitrito, selenato y selenio.

Los contaminantes orgánicos que estos microorganismos descomponen se suelen medir según la demanda biológica de oxígeno o DBO. Esto significa la cantidad de oxígeno disuelto que los organismos aeróbicos necesitan para descomponer la materia orgánica en moléculas más pequeñas. 

Los altos niveles de DBO indican una concentración elevada de material biodegradable presente en las aguas residuales como vertidos industriales, desechos fecales o derrames de fertilizantes.

En pocas palabras, los sistemas de tratamiento biológico de aguas residuales optimizan el proceso natural de la desintegración microbiana para descomponer y eliminar los contaminantes de aguas residuales industriales junto con otros materiales no deseados. También, reemplazan a menudo los tratamientos físicos y químicos. 

¿Cómo funciona este tratamiento?

Dependiendo de la composición química de las aguas residuales y de sus requisitos, un sistema de tratamiento biológico de aguas residuales podría integrarse de varios procesos diferentes y numerosos tipos de microorganismos. 

También, requerirán procedimientos operativos específicos que variarán en función del ambiente necesario para mantener los índices de crecimiento de la biomasa óptimos para poblaciones microbianas específicas. 

Por ejemplo, este tratamiento de aguas residuales se requiere, a menudo, para supervisar y ajustar la aireación para mantener un nivel de oxígeno disuelto consistente y hacer que las bacterias del sistema se multipliquen a la velocidad adecuada para cumplir con los requisitos de vertido.

Ventajas

Contratar un servicio de tratamiento biológico de aguas residuales tienes muchas ventajas. Dicho tratamiento se emplea alrededor del mundo porque es efectivo y más económico que muchos procesos mecánicos o químicos.

El tratamiento biológico de aguas residuales es, a menudo, un proceso secundario utilizado para eliminar cualquier material restante luego del tratamiento primario de aguas residuales. En este proceso primario, los sedimentos o sustancias como el aceite se eliminan de las aguas residuales.

Los procesos biológicos utilizados para tratar las aguas residuales incluyen aplicaciones subterráneas, como sistemas de eliminación sépticos o aeróbicos, muchos tipos de aireación, incluyendo aireación superficial y con spray, procesos con lodos activados, estanques y lagunas, filtros por goteo y digestión anaeróbica. 

Los humedales artificiales y varios tipos de filtración también se consideran procesos de tratamiento biológico. Estos procesos, por lo general, se dividen en procesos anaeróbicos y aeróbicos. «Aeróbico» se refiere al proceso en el que el oxígeno está presente, mientras que «anaeróbico» describe un proceso biológico en el que el oxígeno está ausente.

Te podría interesar: «Riesgos de salud del consumo de agua sin tratamiento».

Aplicaciones

  • El tratamiento biológico es la técnica más económica para eliminar la contaminación biodegradable de las aguas residuales.
  • Es un tratamiento aplicable a una gran variedad de tipos de aguas residuales.
  • La operación es simple y es más que todo automatizada.
  • Produce un efluente que se puede reducir a través de procesos terciarios.
  • Existen procesos intensivos donde no se requiere un gran espacio para realizar el tratamiento satisfactorio de grandes corrientes.
  • En el caso de un tratamiento anaeróbico, la producción de lodo se minimiza y se puede generar biogás, el cual es valioso y constituye un importante recurso energético.

El objetivo del tratamiento biológico de aguas residuales es crear un sistema en el que los resultados de la descomposición se recopilen fácilmente para una eliminación adecuada. Algunos científicos han podido controlar y refinar los procesos biológicos anaeróbicos y aeróbicos para lograr la eliminación óptima de sustancias orgánicas de las aguas residuales.

Bosstech es una empresa dedicada al tratamiento de agua potable, agua residual, lodos y residuos sólidos utilizando tecnología de vanguardia. Si estás interesado en adquirir alguno de nuestros servicios, no dudes en solicitar una cotización.

Back To Top