skip to Main Content

Técnicas de filtración: micro, ultra y nanofiltración vs. ósmosis inversa

La filtración de agua es el proceso de separación de partículas sólidas de un líquido utilizando un material poroso llamado filtro. Los poros permiten que el agua circule, mientras retienen las partículas. Para removerlas de los filtros de agua, se emplean 3 técnicas distintas: micro, ultra y nanofiltración. Bosstech, empresa tratadora de agua, te muestra en qué se diferencian.

¿En qué se diferencian?

La principal diferencia entre la microfiltración, nanofiltración y ultrafiltración es el tamaño del poro de la membrana. Con cada proceso de filtración distinto, una variedad de elementos quedan atrapados o pasan a través del agua.

Cada proceso de filtración tiene el mismo procedimiento, el agua pasa a través de una membrana semipermeable. De igual forma, dependiendo del tamaño del poro, algunos elementos se quedan, mientras que otros pasan. Los diferentes tamaños del poro permiten tratar las aguas residuales de manera correcta y se protege el medio ambiente.

A fin de cuentas, las 3 técnicas realizan el mismo trabajo, pero remueven las diferentes partículas según el problema del agua y la industria que la utiliza. El tamaño del poro de las membranas semipermeables utilizadas es la única gran diferencia entre la microfiltración, nanofiltración y ultrafiltración.  

Asimismo, para remover todas las impurezas juntas, se emplea la ósmosis inversa. Con normas más estrictas y los muchos beneficios que ofrece, esta técnica se está volviendo muy popular en el sector industrial. La ósmosis inversa es el único procedimiento de filtración de agua empleado para eliminar por completo todas las partículas, dejando solo agua pura. 

¿Qué es la microfiltración?

La microfiltración es el proceso de retirar las partículas sólidas suspendidas del agua, a través de una membrana. Por lo general, la microfiltración se utiliza junto con otros procesos de separación como la ultrafiltración y la ósmosis inversa.

Los poros de los filtros que se emplean en la microfiltración tienen un tamaño de 0.1 micras (pequeño). Las bacterias y las partículas sólidas en suspensión son los únicos elementos que se pueden remover a través de la microfiltración.

Este sistema de filtración se suele utilizar en:

  • un pretratamiento para otro proceso de tratamiento de aguas
  • algunos tipos de tratamientos de efluentes
  • la clasificación de separación de aceite y agua
  • el tratamiento de aguas residuales
  • la esterilización de bebidas y productos farmacéuticos sin perjudicar el sabor
  • el procesamiento de productos lácteos

¿Qué es la ultrafiltración?

La ultrafiltración bloquea todo lo que la microfiltración filtró, así como los diferentes virus. A pesar de que se requiere una presión mayor que la microfiltración, la ultrafiltración puede funcionar con la presión que se obtiene del grifo, lo que lo vuelve popular en el sector comercial para tomar agua.

Funciona de la misma manera que la microfiltración, ya que un líquido contaminado pasa a través de una membrana lo suficientemente grande como para caber a través de los tamaños del poro de las membranas, produciendo un líquido purificado.

El tamaño del poro de los filtros de la ultrafiltración es de aproximadamente 0.01 micras (más pequeño).

Te puede interesar: «Formas de purificación del agua».

Los procesos en los que se puede emplear la ultrafiltración son:

  • tratamiento de las aguas residuales
  • concentración de proteínas
  • separación de procesos químicos
  • separación de emulsiones de aceite y agua
  • eliminación de los patógenos de la leche
  • clarificación de los zumos de fruta

¿Qué es la nanofiltración?

Las membranas de nanofiltración, por lo general, remueven el 50 o 90 % de iones monovalentes como los cloruros o el sodio. El diseño y funcionamiento de los filtros empleados en la nanofiltración son muy similares a los de la ósmosis, con algunas diferencias. 

Por ejemplo, la membrana no es tan «estrecha» como las membranas de la ósmosis inversa y se requiere una presión de agua de alimentación inferior. Además, los filtros de la nanofiltración tienen un tamaño de poro de 0.001 micras (el más pequeño de todos).

Se le llama «membrana suavizante», pues se utiliza con frecuencia para filtrar el agua con pequeñas cantidades de sólidos totales disueltos para remover la materia orgánica y suavizar el agua. 

Los procesos en los que se puede utilizar la nanofiltración son:

  • tratamiento de aguas
  • pretratamiento para la ósmosis inversa
  • productos farmacéuticos
  • textilería
  • pastelería
  • productos lácteos

El proceso de filtración correcto se selecciona especificamente para solucionar tu problema de agua en particular. No obstante, es común requerir una combinación de más de un sistema para lograr una calidad de agua precisa donde las normas son más estrictas.

Dependiendo de tu problema de agua, se empleará la microfiltración, ultrafiltración o nanofiltración para purificar y ayudarte a controlar y tratar las aguas residuales. Cada caso se trata por separado y se diseña y construye un sistema a medida para alcanzar la calidad de agua que deseas para tu negocio. 
Bosstech es una empresa dedicada al tratamiento de agua potable, agua residual, lodos y residuos sólidos utilizando tecnología de vanguardia. Si estás interesado en adquirir alguno de nuestros servicios, no dudes en solicitar una cotización.

Back To Top