skip to Main Content

¿Cómo elegir el mejor sistema de aguas residuales para mi empresa?

Las compañías industriales que producen aguas residuales como un subproducto de su actividad necesitan algún tipo de proceso para el tratamiento del agua. De lo contrario, estas podrían dañar potencialmente el ambiente, la salud humana y su trabajo. Entonces, ¿cómo elegir el mejor sistema de tratamiento de aguas residuales? Enseguida, te lo contamos.

¿Qué pasa si no se trata el agua?

Si esta no se trata debidamente, tu empresa incurrirá en graves sanciones y posibles acciones legales. Por eso, el mejor sistema de tratamiento te ayudará a prevenir estos costosos gastos, entre otras cuestiones problemáticas y a purificarla de manera eficiente para su reutilización. 

La respuesta a la interrogante planteada al inicio puede ser un poco compleja y dependerá de una serie de factores. Por suerte, en esta oportunidad, hemos simplificado la información para que sepas qué sistema es el que mejor le conviene a tu planta.

Principales factores

Existen 3 factores principales que te ayudarán a elegir el sistema ideal para el tratamiento de las aguas residuales:

  • ¿Cómo son las características de las aguas servidas de tu planta de producción?
  • ¿Cuáles son los requisitos reglamentarios para la descarga desde la planta?
  • ¿Cuáles son los resultados del estudio minucioso y la prueba piloto de la tratabilidad de las aguas contaminadas?

Ahora, analicemos cada factor de manera individual y veamos cómo estos afectan tus decisiones:

1. Características de las aguas servidas de tu planta de producción

Uno de los principales factores que determinará el mejor tratamiento de aguas servidas para una planta es el equipo que se empleará en el sistema. A continuación, te presentamos algunas preguntas que debes resolver:

  • ¿La planta procesa alimentos que deja el efluente con una textura espesa y con demanda biológica de oxígeno (DBO), aceites y grasa?
  • ¿Los procesos de la planta incluyen la fabricación de metales que contaminan el elfuente con sólidos en suspensión y metales como el zinc, hierro, plomo y níquel?
  • ¿Existen altos niveles de contaminantes inorgánicos o la necesidad de remover el DBO o la demanda química de oxígeno (DQO)?

Todos estos factores determinarán qué tipo de sistema de aguas servidas es necesario. Por ejemplo, si una planta realiza trabajos de cromado, algunos de los problemas que surgirán son la estabilización del PH y la eliminación de sólidos y metales en suspensión. 

De igual forma, es importante señalar que los sistemas de purificación suelen tener algún tipo de clarificación química o física y la eliminación de metales.

Te puede interesar: Consecuencias del vertido de aguas residuales no tratadas

2. Requisitos reglamentarios para la descarga desde la planta

A la hora de tratar el agua contaminada, dependiendo de lo que tu planta haga con esta se determinará cómo vas a tratarla y qué tecnologías se emplearán en el proceso.

Vertido en municipalidades

Es posible que la municipalidad de tu distrito se encargue del efluente, pero es muy probable que primero te pida que lo limpies. Por ende, verifica los reglamentos de las obras de tratamiento para asegurarte de que cumplas con los requisitos. 

La depuración de las aguas contaminadas deberá eliminar los contaminantes que no están permitidos. De lo contrario, tendrás que pagar miles de soles en multas más adelante. Asimismo, deberá tratar y eliminar cualquier contaminante presente a niveles aceptables para su futura descarga.

3. Estudio y prueba piloto de tratabilidad de las aguas contaminadas 

Un estudio de la tratabilidad de las aguas contaminadas es una prueba que determinará cómo estas pueden tratarse según tus procesos. Si el estudio se lleva a cabo de manera correcta, se identificará claramente los contaminantes presentes en la corriente secundaria.

De esta forma, garantizarás que las soluciones de un tratamiento adecuado se consideren e implementen en tu sistema de tratamiento de agua servidas. Este etapa es sumamente importante a la hora de escoger el mejor sistema para tu planta. 

Luego de tener un plan de trabajo de 2 o 3 plataformas tecnológicas que satisfagan tu base y el costo operativo, realizar una prueba de tratabilidad eficiente ayudará a validar las suposiciones que has realizado sobre posibles contaminaciones y soluciones para removerlas. 

Esto agiliza el proceso y elimina cualquier tipo de suposición, garantizando que tu instalación consiga la mejor solución posible para lograr tus objetivos. Además, si bien el estudio parece exhaustivo en el papel, no hay nada mejor que realizar una prueba piloto en el campo para validar las hipótesis en torno a la tecnología y el tratamiento, y optimizar el diseño. 

Durante esta fase, pueden surgir otros problemas y detectarlos a tiempo antes de elegir los componentes de tu sistema. Esto, a su vez, te ayudará a evitar cualquier infracción de los efluentes en el futuro.

Ahora que ya sabes por qué tratar las aguas residuales y los aspectos más importantes a los que debes prestar atención. Asegúrate de confiar en un compañía que te asesore en cada etapa del trabajo. Recuerda que es un proceso complejo y requiere de gran esfuerzo y tiempo para realizarlo de manera adecuada. 

Bosstech es una empresa dedicada al tratamiento de agua potable, agua residual, lodos y residuos sólidos utilizando tecnología de vanguardia. Si estás interesado en adquirir alguno de nuestros servicios, no dudes en solicitar una cotización.

Back To Top